5 mar. 2014

FLOS MARIAE O EL ÉXITO DE LA NULIDAD. AMÉN.

La absurdidad más infumable y casposa que hemos encontrado desde ElAdri. Proveniente del mismo proceso creativo y nivel de producción del gran clásico La cobra taka taka. Con un nivel compositivo similar al éxito Paca te clavé la estaca. Con el mismo mensaje de Una mano en el ratón o el mítico Amo a Laura. Os presentamos a Flos Mariae con su reciente éxito Amén.



Válgame dios y la biblia que conozco bien la publicidad que puede otorgar una crítica negativa realizada desde el despecho pero, en este caso concreto, el mal ya está hecho. Ya se ha puesto en marcha todo el proceso viral
que terminará por encumbrar este engendro a las más altas cuotas de visitas en las semanas venideras. (No sé como vais en la tv, pero he leído los comentarios de Berto Romero en Twitter).

Lo obvio es lo obvio. Parece un audiovisual creado con desatino: un productor (en caso de que lo haya) que nunca debió nacer, una familia ultracatólica que no debería cantar ni en la ducha por una cuestión de higiene auditiva, una persona que nunca debió coger una cámara y Un proyecto que nunca debió entrar en el starsystem. Una aparentemente descerebrada fórmula que será juzgada por la gran mayoría desde la categoría del frikismo español más sucio y deplorable.

Pero a estas alturas no nos engañemos, todo el mundo conoce esa aparentemente descerebrada fórmula, lo hemos visto mil veces pero nos sigue haciendo gracia y lo compartimos por eso. El mensaje absolutamente retrógrado y medieval, la cutrísima producción, las voces chirriantes y molestas. No es tan descabellado pensar que detrás de toda esta nulidad hay por lo menos una cabeza rellena de cerebro manejando los hilos y creando una gran estructura de marketing retroalimentada por una actividad social 2.0 que se mueve a base de trending topics.

La vida de las innumerables hermanas Bellido Durán, provenientes de una familia ultracatólica y empresarias por nomenclatura divina no va a ser la misma. Han creado un negocio que les proporcionará unos beneficios económicos nada desdeñables y habrán conseguido la fama necesaria para llegar con su mensaje tóxico y podrido a ese público ultracatólico que por desgracia todavía existe. Y todo a cambio (solamente) de ensuciar y degradar sus apellidos hasta los límites más extremos de la autodifamación.

4 comentarios:

  1. acabo de quedarme ciega, sorda y retrasada, así de golpe.

    ResponderEliminar
  2. Entonces ya estás preparada para disfrutar de su "música". FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/3/14 12:58

    Ahhhhhhhhhhhh.... me han empezado a sangrar los oídos y solo he escuchado 40 segundos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entiendo ese masoquismo de la gente. Yo soy un amante de lo cutre y lo indecente, me nutro de la peor calaña del cine de serie Z cuando me apetece desconectar, pero esto me ha superado.

      Eliminar

Siéntete libre de decir lo que realmente te apetezca.